Federación Europea de Krav Maga Richard Douiev

Gracias al impulso de Richard Douieb, la disciplina alcanza un desarrollo considerable. Para estructurar el Krav Maga y hacer frente a una demanda cada vez mayor en Francia y en el resto de Europa, e igualmente para asegurar una formación de calidad a los alumnos, crea en 1997 la F.E.K.M.

 

En Agosto del 2009, la F.E.K.M. contaba con 6990 federados de los cuales 5044 son de Francia, reúne a diferentes países : Bélgica, España, Finlandia, Italia, Portugal, Suiza, Luxemburgo, Polonia y Francia, donde el Krav Maga está presente en la mayoría de las grandes ciudades, además de en las Islas Reunión.

 

Richard Douieb ha conseguido que la Federación Nacional de Krav Maga (Federación Francesa) sea reconocida por el Gobierno Francés gracias a su entrada en la F.F.K.D.A. (Federación Francesa de Kárate).

 

Un gran paso para el Krav Maga en el país vecino.

 

Los números son asombrosos: en Francia, el 85% de los practicantes pertenecen a la F.N.K.M. (Federación nacional Francesa).

 

Teniendo en cuenta que el 15% restante se divide entre un gran número de corrientes distintas del Krav Maga, nos podemos hacer una idea del trabajo serio y homogéneo que ha efectuado el Presidente de la FEKM.

 

Cuando recordamos que a la época, al excepción de raros iniciados formados en Israel, nadie conocía el Krav Maga.

 

Paso a paso y sin ninguna prisa, Richard Douieb ha formado instructores, con el tiempo que esto requiere. Este trabajo lento y minucioso da su fruto a la vista de que, hoy en día, sabemos que el Krav Maga es una referencia en Europa en el dominio de la defensa personal.

 

¿Cuánto camino recorrido?

Por todo esto, Richard trata especialmente de que sus federaciones nacionales impartan una enseñanza de calidad. La seriedad de la formación de los instructores prima sobre la velocidad de desarrollo de la Federación.

 

En la FEKM-RD, al contrario de lo que se hace en algunas escuelas marciales mercantilistas, el grado de monitor (instructor) no puede ser obtenido siguiendo dos o tres semanas un seminario pagado a un alto precio; Para llegar a ser monitor (instructor) con garantías, se necesitan años de práctica, y los pasajes de grado están lejos de ser una simple formalidad. Es el precio a pagar para una enseñanza de calidad.

 

Richard quiere que cada uno de sus instructores siga como línea directriz los valores más apreciados por IMI. Es seguramente por esto que en la FEKM existe este ambiente familiar, que ha sorprendido y sigue sorprendiendo a más de uno en los seminarios largos. Es bueno saber que pese a la importancia de la Federación Europea, los valores humanos no han sido abandonados y que la unión entre personas sigue siendo la clave del éxito.

 

Para resumir, son todos nuestros practicantes que hacen de la F.E.K.M. lo que es hoy por hoy: una Federación importante, seria, que va hacia delante sin olvidar nunca lo que IMI nos ha legado, una disciplina extraordinaria con unos valores capaces de guiarnos no sólo en nuestra práctica del Krav Maga, sino a lo largo de nuestra vida.